4 meses sin fumar

Hoy -además de ser el cumpleaños de mi tía, jeje, Felicidades Tía!!!- hace cuatro meses que he dejado de fumar.

Estoy contentísima -como os podeis imaginar-, fue casi sin pensar, por no oir más a mi padre, que ya no me dejaba fumar en su casa porque mi madre lo había dejado. Así que lo dejé, así, sin más, pensándolo sólo un par de días.

No diré que fueron fáciles, pero tampoco tan difíciles como esperaba. Y éstas son las ventajas que mi cuerpo ha obtenido (porque el bolsillo lo notó enseguida :D):

A los 20 minutos, la tensión arterial y el ritmo del pulso retornan a los niveles normales.

A las 8 horas, los niveles de nicotina y monóxido de carbono se reducen a la mitad, los niveles de oxígeno vuelven a la normalidad.

A las 24 horas, se elimina del cuerpo el monóxido de carbono. Los pulmones comienzan a eliminar el mucus y otros restos producidos por el consumo de tabaco.

A las 48 horas, no queda nicotina en el cuerpo. Mejora la capacidad del gusto y del olfato.

A las 72 horas, resulta más fácil respirar a medida que los tubos bronquiales comienzan a relajarse y se incrementan los nivéles de energía.

Entre las 2 y 12 semanas, mejora la circulación.

Entre los 3 y 9 meses, la tos, los problemas de jadeo  y los respiratorios mejoran debido a que  el funcionamiento de los pulmones aumenta hasta un 10%.

Estas son las ventajas físicas de haberlo dejado, las económicas como ya he dicho, son obvias y las personales indescriptibles, teneis que oir a mi hija de 4 años presumir de que su madre ha dejado de fumar, y los abrazos que me da por ello (y eso que en casa fumaba en la cocina).

Dejar de fumar

Hace once días que he dejado de fumar. Se que parece patético contar los días, pero ayuda a animarse a una misma.

Los cuatro primeros días, dentro de la dificultad y del mono que tuve, fueron fáciles, estuve rodeada de gente no fumadora.

El quinto, fue un día de prueba, esuve con personas fumadoras, pero la verdad, no tuve ninguna tentación de pedirles un cigarrillo y encenderlo.

Esta vez lo conseguiré, estoy siguiendo los mismos pasos que la otra vez que lo conseguí y estuve 10 meses sin fumar (maldito error encender ese cigarro, no lo volveré a cometer).

Sabía que lo podía conseguir desde las 11 de la mañana del primer día, momento clave del mono, que te hace pensar que mañana será mejor día y momento para intentar dejarlo.

Ayer sábado, estuve por la tarde con fumadores, no paré de toser, me picaba la garganta, bebía más agua que los peces y al marcharme, no sólo me sabía la boca a cenicero, sino que desprendía un horrible olor.

Ahora cuando subo al autobús, detecto al instante a los fumadores, y no puedo parar de pensar: ¡a pesar del perfume que me pongo todos los días, antes yo olía así (a estercolero)???

No se al resto de la gente, a mi el único método que me funciona, es dejarlo de golpe, sin medias tintas, soy incapaz de fumar solo dos cigarrillos, o uno, o una calada, eso da pie a mi cuerpo para pedir más nicotina.

En la puerta de la nevera he colgado una hoja con los beneficios de mi cuerpo al dejar de fumar. Que ocurre a los 20 minutos, a las 8 horas, 2 días, 3 semanas. Y conforme voy superando esos días, voy tachando, es una motivación como otra cualquiera.

Lo dicho, voy por buen camino :-), y espero ir contándolo, al menos al principio, si lo consigo, llegará un momento que será cosa del pasado.